Terapia y Salud, consulta por whatsapp

Arsenicum album

Origen y descripción

El anhídrido arsenioso, se presenta en forma de polvo cristalino incoloro, poco soluble en agua. La primera dilución que se prepara es la 3 DH pero teniendo en cuenta la toxicidad de este producto, no debería prescribirse por debajo de la 4 CH.

Acción general

El anhídrido arsenioso es un tóxico muy potente cuya patogenesia es particularmente rica y fiable ya que recoge numerosos síntomas toxicológicos, agudos, subagudos o crónicos, accidentales o voluntarios, aparecidos en numerosas personas.

Las fuentes de intoxicación son sobre todo accidentales, por vía de absorción digestiva; siendo también posibles la absorción pulmonar y cutánea.

El transporte es sanguíneo; se distribuye por todos los órganos; la excreción es principalmente urinaria, pero igualmente puede ser fecal y por faneras.

Los principales mecanismos bioquímicos de toxicidad del arsénico son:

  • Disminución del suministro energético celular por inhibición de la ATPasa e inactivación del ácido lipoico a nivel del ciclo de Krebs.
  • Aumento del metabolismo de los esteroides.
  • Acción interesante sobre la actividad antiviral.
    • Altas concentraciones inhiben la síntesis y la acción del interferón.
    • Débiles concentraciones aumentan la actividad.

El arsénico tiene igualmente propiedades teratógenas y mutágenas por inhibición de la incorporación de nucleótidos en el DNA y el RNA, que se traducen, en el curso de intoxicaciones crónicas profesionales, por un aumento del riesgo de cánceres cutáneos y broncopulmonares. Actualmente, la regulación de la medicina del trabajo, llama la atención sobre sus propiedades cancerígenas.

LA INTOXICACIÓN AGUDA O SUBAGUDA provoca:

  • Irritación con tendencia ulcerosa necrotizante de las mucosas:
    • Digestivas: vómitos, diarreas coleriformes a veces saniosas.
    • Respiratorias: sobre todo rinofaringe y bronquios.
    • Urogenitales: cistitis, hematurias, vaginitis, etc.
  • Afectación de los parénquimas nobles:
    • Riñones: oliguria, albuminuria, hematuria, nefritis.
    • Hígado: citólisis hepática, ictericia.
    • Suprarrenales: hipotensión, astenia, melanosis.
  • Afectación del sistema nervioso:
    • Convulsiones y coma en la intoxicación aguda.
    • Parálisis progresivas con calambres en la intoxicación subaguda.
  • Afectación cardiaca y hemática, con fallo del miocardio y anemia hemolítica.
  • Afectación cutánea.

LA INTOXICACIÓN CRÓNICA Y LA EXPERIMENTACIÓN PATOGENÉTICA provocan progresivamente, con el tiempo …

  • Marcado debilitamiento de todas las funciones fisiológicas.
  • Adelgazamiento, astenia, anemia.

Al mismo tiempo se observa …

  • Periodicidad y una alternancia de los trastornos mórbidos.
  • Inflamación progresiva:
    • Mucosas digestivas, respiratorias (catarro moderado pero con intensa disnea), genitales.
    • Oído medio,
    • Serosas, con exudaciones irritantes y tendencia a la ulceración.
  • Afectación del aparato cardiovascular: fallo del miocardio (trastornos del ritmo, hipotensión), esclerosis arterial, anemia, hemorragias de sangre negra y pútrida.
  • Afectación de la sustancia gris de la médula, con polineuropatía sensitivomotora que se traduce por neuralgias, calambres, temblores intencionales, parálisis de los nervios periféricos y en concreto de los extensores.
  • Trastornostróficos cutáneos que traen consigo tres aspectos anatómicos muy particulares:
    • Descamación fina (como polvo de arroz) o furfurácea (como cáscaras de salvado) que aparece sobre una piel pálida, fría, arrugada, átona, o bien sobre placas escamosas induradas (psoriasiformes).
  • Aspecto de “piel de elefante”: piel seca, espesa, acartonada o apergaminada difícil de pellizcar.

En toxicología, el arsénico es igualmente responsable de manifestaciones cutáneas alérgicas, de queratodermias palmoplantares, de la enfermedad de Bowen y de melanodermia.

Signos característicos

La intoxicación crónica o la experimentación patogenética han revelado pequeños matices semiológicos que acompañan a los trastornos hísticos u orgánicos que corresponden a los tropismos preferentes del anhídrido arsenioso. Estas características, cuando se hallan presentes en el modo reaccional de un enfermo, orientan hacia la prescripción de Arsenicum album, en función del fenómeno de similitud.

A-SENSACIONES

  • Quemaduras intensas, “como por carbones incandescentes”.
  • Considerable debilidad, desproporcionada con el estado mórbido.
  • Extrema sensibilidad al frío (el paciente desea estar tapado pero necesita aire).

B-MODALIDADES

EMPEORAMIENTO:

  • Entre la una y las tres de la madrugada.
  • Frío (excepto las cefaleas y la congestión cefálica).

MEJORÍA:

  • Calor en todas sus formas: aplicaciones calientes, calor ambiental, bebidas o alimentos calientes.
  • Cambio de posición o de lugar (lleva consigo una cierta agitación del paciente).

RITMO:

  • Alternancia durante un mismo día de períodos dedebilidad y estenia, de optimismo y de pesimismo.
  • Repetición periódica de los fenómenos patológicos (todos los días a la misma hora, cada dos o tres días).
  • Alternancia de manifestaciones cutáneas con trastornos internos (sobre todo respiratorios: asma, coriza espasmódica).

C-SIGNOS CONCOMITANTES

  • Excreciones o secreciones poco abundantes pero ardientes, corrosivas, nauseabundas.
  • En los estados agudos, sed durante la fiebre: “bebe poco pero a menudo”.
  • Deseo de bebidas o alimentos calientes, incluso muy calientes.
  • Intensa debilidad y extrema sensibilidad al frío.
  • Ansiedad sobre su suerte debido a la intensidad de los signos funcionales y generales que le hacen temer un desenlace fatal.

Correspondencias etiológicas

La brutalidad y la intensidad de los signos de intoxicación aguda por el anhídrido arsenioso y la gran astenia concomitante dan un cuadro reaccional experimental semejante a los cuadros clínicos que se pueden encontrar en las intoxicaciones digestivas agudas o en los cuadros infecciosos graves.

Según el fenómeno de similitud, base de la homeopatía, Arsenicum Album podrá ser utilizado como medicamento en los casos de:

  • Toxi-infecciones alimentarias (conservas en mal estado, mariscos contaminados, setas, etc.);
  • Síndromes infecciosos graves (en este caso como coadyuvante de la terapéutica clásica).

En patología crónica, el medicamento puede igualmente estar indicado en:

  • Intoxicaciones crónicas de origen profesional, medicamentosa u otras, como tratamiento de terreno de patologías graves.

Modo reaccional general

La afectación periódica, sucesiva o alternante de piel, mucosas o de los órganos internos, la gran debilidad que genera falta de reacción general o ansiedad hacen de Arsenicum album un gran medicamento del modo reaccional psórico, que hemos descrito anteriormente.

Por lo tanto, este medicamento podrá ser, según los casos, un medicamento sintomático o un medicamento de terreno.

Tipo sensible

La multiplicidad de dianas patogenéticas debida al gran poder farmacodinámico del anhídrido arsenioso, hace que este medicamento pueda teóricamente, estar indicado para todo el mundo, en patologías múltiples.

Sin embargo, la afectación profunda del estado general, característica esencial de la patogenesia, hace que Arsenicum album esté a menudo indicado en las personas débiles, cansadas, anémicas, frioleras o en los casos en que la intensidad de los signos generales o funcionales hace temer un desenlace fatal.

La literatura homeopática, sobre todo la de finales del siglo XIX, partiendo de estas realidades clínicas objetivas, ha descrito extensamente el tipo sensible a Arsenicum album, como personas efectivamente frioleras y débiles pero sobre todo cuidadosas, meticulosas hasta llegar a ser maníacas del orden, preocupadas de su elegancia, avaras, ansiosas con fobia a la muerte.

Estas descripciones, que corresponden a estructuras psicológicas reales, sólo tienen un interés homeopático restringido ya que sus características no son ni creadas patogenéticamente, ni están terapéuticamente influidas por el anhídrido arsenioso. Por otro lado, en la literatura de la primera mitad del siglo XIX, en la época de Hahnemann, no se encontró ninguna pista de estas descripciones.

Principales indicaciones clínicas y posología

Toxicología aguda o subaguda con:

  • Intensidad de los signos locales o generales.
  • Sensación de intensa quemazón que mejora con el calor.
  • Debilidad y agitación, que inducen secundariamente la ansiedad por miedo a la muerte, precisan sobre todo las indicaciones agudas.

La intoxicación crónica y la experimentación patogenética, al demostrar la acción profunda del anhídrido arsenioso sobre todos los órganos o todas las funciones fisiológicas precisan las indicaciones crónicas.

A – INDICACIONES AGUDAS

DIGESTIVAS

  • Gastroenteritis agudas, coleriformes, con evacuaciones dolorosas, excoriantes, nauseabundas y afectación del estado general.
  • Intoxicaciones alimentarias por carnes o conservas en mal estado, mariscos.

UROGENITALES

ORL Y RESPIRATORIAS

  • Otalgias con modalidades características.
  • Crisis asmáticas con empeoramiento nocturno, con agitación característica y deseo de aire fresco a pesar de la excesiva sensibilidad al frío.

CUTÁNEAS

  • Infecciones cutáneas agudas que tengan las características locales o generales del medicamento: forúnculos, ántrax, erisipela, urticarias, herpes zoster, eccema.

NEUROLÓGICAS

  • Algias, neuralgias urentes, que mejoran con el calor.

Según la similitud, se prescribirá Arsenicum album de la 7 a la 15 CH, cinco gránulos de dos a seis veces al día según la agudeza del caso.

B – INDICACIONES CRÓNICAS

GENERALES

  • Astenia, adelgazamiento, después de procesos patológicos prolongados.
  • Estados depresivos reaccionales como consecuencia de enfermedades crónicas debilitantes.

En la medida en que el medicamento mejora la enfermedad causal, la depresión también mejora; pero en los estados de ansiedad o en la fobia a la muerte de origen psíquico puro, Arsenicum album sólo tendrá efecto placebo, ya que no tiene tropismo directo sobre el sistema nervioso central y no es inductor directo de la ansiedad.

En todas estas afecciones, prescribir, según la similitud, de la 9 a la 30 CH, cinco gránulos, una a dos veces al día.

Modos reaccionales psóricos: asma, eccema, coriza espasmódica, etc. con o sin alternancias. Aquí la posología se adaptará al ritmo de las manifestaciones. Por ejemplo:

  • Asma nocturno diario: prescribir cada tarde hacia las 18 horas, cinco gránulos de Arsenicum album 15 CH; espaciar a medida que se vaya mejorando: una dosis tres veces a la semana, después dos o una vez a la semana. Si la similitud es menos completa, prescribir en 7 ó 9 CH.
  • Dermatosis crónica: hay que prescribir cada día el medicamento. Ocurre con frecuencia que una dilución agota su potencial de acción al cabo de un tiempo variable, es decir, que la mejoría que había producido se va atenuando; parece haber una recaída, se agrava en su forma anatómica, o bien en sus trastornos funcionales. Es preciso entonces cambiar la dilución, casi siempre utilizando una dilución más alta.

OTRAS INDICACIONES

  • Supuraciones o infecciones crónicas (dentales, auriculares, urogenitales, etc.).
  • Hipotensión, trastornos del ritmo, hiposistolia (como coadyuvante con los cardiotónicos y diuréticos).
  • Arteritis: en esta indicación, la modalidad térmica es contingente y casi siempre hay que alternarlo con Secale cornutum a diluciones medias o altas.
  • Dermatosiscrónicas: eccemas secos, psoriasis, dermatosis psoriasiformes.