Terapia y Salud, consulta por whatsapp

Apis mellifica

Origen y descripción

La tintura madre de Apis mellifica se prepara a partir de la abeja entera macerada en alcohol. Contiene no solamente los componentes del veneno de la abeja (Apium virus) sino también los del saco del veneno, de las glándulas y de un gran número de componentes del animal entero al que se debe la acción patogenética y clínica del producto:

  • Enzimas
    • Fosfolipasa A2, que aumenta la permeabilidad vascular, provoca una liberación de histamina y provoca una lisis celular.
    • Hialuronidasa, que aumenta la permeabilidad del tejido conjuntivo.
  • Péptidos y pequeñas proteínas
    • Melitina, que tiene una acción curarizante y provoca una liberación de histamina.
    • Apamina, que tiene una acción neurotóxica.
    • Péptido M.C.D., que provoca una degranulación de los basófilos y de los mastocitos.
  • Histamina, dopamina, noradrenalina y serotonina, que intervienen en el edema y en la reacción inflamatoria aguda.

La fosfolipasa A2 y la melitina poseen además un poder inmunógeno y esto debe incitar a una gran prudencia en la utilización de diluciones bajas de Apis mellifica en las personas que pudieran ser alérgicas.

En el curso de las experimentaciones biológicas* Apis mellifica ejerce una inhibición significativa sobre el eritema debido a los rayos ultravioleta, e in vitro, una inhibición de la degranulación de los basófilos humanos. Estos trabajos han sido regularmente reproducidos durante una década, lo que demuestra la eficacia objetiva del medicamento a diluciones altas en homeopatía, con la condición de realizar una previa sensibilización respetando la similitud.

Bibliografía

* – Aubin M., Baronnet S., Bastide P. “Etude pharmacologique d’une préparation d’Apis mellifica (7 CH) administrée par voie oroperlinguale vis-à-vis de l’érythème aux rayons U.V. chez le cobaye albinos”, Annales Pharmaceutiques Françaises, 1976. 2: 185-192.

– Bildet J., Guyot M., Bonni F., Grignon M.F., Poitevin B., Quilichini R. “Mise en évidence des effets de dilutions d’Apis mellifica et d’Apium virus vis-à-vis de l’érythème provoqué par un rayonnement U.V. chez le cobaye”, Annales Pharmaceutiques Françaises, 1989. 47. nº 1; 24-32.

– Poitevin B., Davenas E., Benveniste J., “In vitro immunological degranulation of human basophils is modulated by Lung histamine and Apis mellifica”, British Journal of Clinical Pharmacology, 1988, 25, 439-444.

Acción general

TOXICOLOGÍA

Es un producto muy tóxico:

  • localmente provoca erupciones pustulosas.
  • por ingestión, activa el neumogástrico provocando náuseas y vómitos.

Las sales de antimonio son también responsables de neumonías intersticiales tras fagocitosis del antimonio por los macrófagos alveolares. Sabemos igualmente que después de diluido en grandes cantidades de agua, el emético era utilizado como expectorante.

La experimentación patogenética y la observación terapéutica demuestran dos polos de acción preferentes:

  • Las mucosas respiratorias.
  • La piel.

SIGNOS RESPIRATORIOS

  • Numerosos estertores finos o húmedos, que traducen la presencia de una importante cantidad de moco en los bronquios o en los alveolos.
  • Respiración difícil y ruidosa. La tos parece despegar un poco de moco espeso, pero la expectoración es difícil o imposible.
  • Disnea importante con aleteo nasal, a veces cianosis labial, ojeras y somnolencia. Este cuadro corresponde a una insuficiencia respiratoria con hipercapnia.

SIGNOS CUTÁNEOS

Se han obtenido casi siempre experimentalmente por unciones cutáneas pero también por ingesta del emético. Se resumen sobre todo en:

  • Erupciones pustulosas, purulentas, varioliformes que dejan cicatrices azuladas casi indelebles.

Signos característicos

A – SENSACIONES

  • De disnea intensa.

B – MODALIDADES

EMPEORAMIENTO:
  • Con el calor.
  • Acostado.
MEJORÍA:
  • Con las expectoraciones.
  • Sentado.

C – SIGNOS CONCOMITANTES

  • Somnolencia.
  • Palidez.
  • Abatimiento.

Principales indicaciones clínicas y posología

INDICACIONES RESPIRATORIAS

  • Bronquitis agudas o crónicas.
  • Crisis asmática aguda.
  • Insuficiencia respiratoria crónica: cor pulmonale crónico, en asociación con tratamientos clásicos.
  • Coadyuvante en el tratamiento preoperatorio de las insuficiencias respiratorias crónicas.

Ipeca corresponde a una disnea obstructiva importante pero, patogenéticamente, la expectoración se hace más fácilmente y con una tos emetizante; la lengua está limpia o poco cargada. En Antimonium tartaricumla expectoración es espesa, difícil de despegar y la lengua suele ser saburral.

De todos modos, en la práctica, en las crisis de disnea asmatiforme, los dos medicamentos se complementan y es eficaz alternar Ipeca y Antimonium tartaricum, por ejemplo en 5 CH, cinco gránulos cada 10 ó 15 minutos, espaciando según se vaya produciendo la mejoría.

Hay que saber que, como todas las sustancias farmacodinámicas que experimentalmente provocan secreciones:

  • las diluciones bajas (4 ó 5 CH) tienden a favorecer las secreciones.
  • las diluciones más altas (9 ó 15 CH) tienden a agotarlas.

INDICACIONES CUTÁNEAS

  • Acné pustuloso.
  • Cicatrices varioliformes.

Prescribir en 7 ó 9 CH, cinco gránulos dos veces al día.

SÍNDROME VAGAL

Por su acción sobre el vago, Antimonium tartaricum podrá estar indicado en este síndrome sea cual sea su origen, cada vez que el enfermo tenga una palidez muy marcada.

Prescribir en 7 CH, cinco gránulos cada cuarto de hora, espaciando a medida que haya mejoría, que en general es muy rápida.