Terapia y Salud, consulta por whatsapp

Alumina

Origen y descripción

Alumina, la alúmina, es un óxido de aluminio que se presenta en forma de polvo cristalino blanco, prácticamente insoluble en agua y alcohol. Entra en la composición de algunos cementos dentales.

Se utiliza corrientemente en terapéutica clásica bajo la forma de gel, generalmente como medicamento antiácido o como quelante del fósforo; el óxido de aluminio tienen efectos iatrogénicos bien conocidos:

  • Un estreñimiento tenaz y, en los tratamientos de larga duración,
  • Una desmineralización ósea por depleción de fósforo.

Acción general

A raíz de la primera patogenesia de Alumina establecida por Hahnemann y publicada en su tratado sobre las enfermedades crónicas, las experimentaciones patogenéticas han permitido establecer de manera más exacta las polaridades de la acción del medicamento.

TOXICOLOGÍA

La toxicidad del aluminio es sobre todo de orden neurológico. Ha quedado demostrada la responsabilidad del metal en algunas encefalopatías adquiridas.

En 1976, Alfrey y colaboradores * aportan la descripción de lo que se ha convenido en llamar “demencia de los dializados”. Se caracteriza por:

  • Trastornos del habla y del lenguaje;
  • Mioclonías en los miembros y en el rostro;
  • Trastornos del comportamiento: agitación, modificaciones de la personalidad con tendencia paranoide, alucinaciones, delirio;
  • Trastornos mnésicos y cognitivos objetivados por modificaciones características en el electroencefalograma: desorientación, estado confusional que desemboca en
  • una apraxia total y una demencia no específica.

La evolución puede estar salpicada de crisis convulsivas y desembocar en el exitus en 3 a 15 meses.

Esta encefalopatía progresiva de los dializados, es de origen tóxico y se atribuye al aluminio que se aporta, bien sea por la utilización en los líquidos de diálisis de agua corriente que no ha sido tratada para eliminar las trazas de este metal, o por tratar a los enfermos de insuficiencia renal con geles de aluminio para quelar los fosfatos.

Estos trastornos son superponibles a los constatados en experimentación animal, pero igualmente los presentados en un caso de encefalopatía humana de origen profesional recientemente individualizado.

El mecanismo de acción parece residir en la interacción del metal con algunas enzimas implicadas en el metabolismo de los neurotransmisores.

Además, la intoxicación por vía pulmonar produce fibrosis. Es preciso igualmente señalar que el aluminio ha sido utilizado con éxito por los clásicos en la prevención de la silicosis ** . Más recientemente, el papel de la intoxicación por aluminio ha sido descrito en algunas formas de la enfermedad de Alzheimer.

EXPERIMENTACIÓN PATOGENÉTICA

Es interesante constatar que la experimentación patogenética confirma esta acción primordial de Alumina sobre el sistema nervioso cerebrospinal.

SÍNTOMAS NEUROLÓGICOS

Destaca una tendencia parética generalizada:

  • Marcha vacilante, titubeante;
  • Parálisis progresiva de los miembros;
  • Inercia de la micción;
  • Más especialmente una paresia intestinal que induce un estreñimiento característico por inercia rectal; las heces incluso blandas, son expulsadas después de largos esfuerzos.

Comprende igualmente:

  • Trastornos neurológicos sensoriales: vértigos rotatorios, debilitamiento de la visión;
  • Trastornos del humor y del comportamiento: nerviosismo, comportamiento precipitado;
  • Trastornos mnésicos y de ideación, indecisión.

Por otro lado la experimentación patogenética y la observación clínica coinciden para explicar un campo suplementario de acción del medicamento sobre la piel y las mucosas donde provoca desecación.

SÍNTOMAS CUTÁNEOS

  • Ausencia de transpiración.
  • Revestimiento cutáneo seco, rugoso, arrugado, a veces fisurado (manos), con prurito que empeora con el calor de la cama.

SÍNTOMAS A NIVEL DE MUCOSAS

  • Ausencia de secreciones lacrimales.
  • Grietas en los labios.
  • Sequedad bucal por la mañana al despertarse.
  • Sequedad faríngea con aspecto barnizado y mucosidades viscosas, adherentes, que obligan a toser y a carraspear.

Por el contrario, la mucosa vaginal puede presentar una leucorrea abundante, ácida, irritativa, pruriginosa.

Bibliografía:
* – Alfrey A.C., Le Gendre G.R., Kaehny W.D. “The dialysis encephalopathy syndrome: possible aluminium intoxication”, New England Journal Med., 1976. 194: 184-188. .
** – Haguenoer J.M. y Furon D., Toxicologie et hygiène industrielles tome I página 377, Editions Technique et Documentation, 1981 .

Signos característicos

A – SENSACIONES

  • Sensación de debilidad intensa generalizada con temblores y vértigos.
  • Sensación de sequedad general de las mucosas (nasal, faringolaríngea, ocular, anal, genital).
  • Sensación de tener clavada en la garganta una astilla, una espina.
  • Sensación de tensión en el cutis, como si estuviese cubierto por clara de huevo seca o de una tela de araña sobre el rostro.
  • Sensación de llaga en carne viva a nivel del recto.
  • Cefalea compresiva: impresión de tener puesto un sombrero demasiado ajustado.

B – MODALIDADES

EMPEORAMIENTO:

  • Con el frío;
  • Por la mañana al levantarse (síntomas psíquicos);

MEJORÍA:

  • Al aire libre (pero estando bien abrigado);
  • Con bebidas calientes (garganta).

C – SIGNOS CONCOMITANTES

  • Trastornos amnésicos y de ideación: confusión mental (comete faltas al hablar o al escribir).
  • Comportamiento apresurado pero ineficaz: tiene la impresión de que el tiempo pasa muy lentamente, que nada se hace demasiado deprisa.
  • Deseo de frutas y de verduras.
  • Aversión por la carne o las patatas.

Tipo sensible

Se trata sobre todo de personas prematuramente envejecidas, enjutas, delgadas, con arrugas, desecadas, pero la aparición de la sintomatología de Alumina en los niños pequeños con la sequedad cutánea y el estreñimiento característicos podría ser debida, según algunos autores como Foubister, a la cocción de alimentos en cacerolas de aluminio.

El comportamiento apresurado, contrasta con una habitual lentitud en la ejecución, están confusos e indecisos, impresionables, en especial “a la vista de la sangre y de instrumentos cortantes”. En esta fobia reseñada por algunos autores, como en todas las demás fobias señaladas en algunas materias médicas para otros medicamentos, es difícil afirmar que el síntoma esté en relación con la acción farmacodinámica directa del medicamento.

Principales indicaciones clínicas y posología

INDICATIONES NEUROPSÍQUICAS

  • Síndrome de involución cerebral senil (antes del estadio de demencia irreversible) anunciado por trastornos neurológicos sensoriales (vértigos) y mnésicos (desorientación, confusión de palabras y olvidos), prescribir en 15 ó 30 CH, todos los días.

Del mismo modo, sería interesante experimentar el medicamento en los casos de demencia producida por diálisis.

OTRAS INDICACIONES

  • Estreñimiento por inercia rectal, fisuras anales; en el estreñimiento atónico prescribir en 5 CH, cinco gránulos de una a dos veces al día.
  • Dermatosis secas, con liquenificación (eccema con liquenificación, liquen plano); prescribir entre 5 y 15 CH, de una a dos veces al día.
  • Síndrome de Gougerot-Sjögren (con Bryonia y Nux moschata): prescribir entre 5 y 15 CH, dos veces al día durante largos períodos.
  • Hidrorrea vaginal post irradiación o postmenopáusica: cinco gránulos en 5 CH dos veces al día.