Terapia y Salud, consulta por whatsapp

Aloe

Origen y descripción

El áloe del Cabo de la familia de las Liliáceas, es una especie común en África del Sur. Estas plantas que poseen en sus tejidos grandes reservas de agua, tienen un tronco corto y robusto, que lleva en el ápice un ramillete de hojas espesas y carnosas, y en el centro de éste se eleva un gran bohordo floral.

La tintura madre se prepara a partir del zumo concentrado y desecado del tejido de las hojas.

Este líquido marrón muy oscuro, de sabor muy amargo, contiene:

  • Heterósidos de naturaleza antraquinónica: aloína (o barbaloína) y derivados, trazas de áloe-emodina;
  • Resinas, constituidas por la combinación de alcoholes resinosos con ácidos aromáticos (para-cumárico); intervienen en los efectos purgantes del aloe;
  • Trazas de aceite esencial.

Acción general

La experimentación patogenética, confirmada por las observaciones clínicas, demuestra que la acción del Aloe se expresa principalmente sobre el aparato digestivo donde se observa:

  • Una congestión del sistema porta con
  • hemorroides urentes, dolorosas, con procidencia, como un racimo de uvas, de color azulado, que se acompañan de la emisión involuntaria de materia fecal o de moco gelatinoso;
  • Una irritación de las mucosas intestinales y del recto con
    • Catarro caracterizado por un moco gelatinoso,
    • diarrea imperiosa nada más haber comido o bebido y
    • evacuaciones involuntarias (sólidas o líquidas) o de moco gelatinoso, al expeler gases o al orinar.

Signos característicos

A – SENSACIONES

  • De pesadez y de plenitud en la pelvis menor y en el recto;
  • de inseguridad esfinteral;
  • de deseos constantes de defecar, a veces acompañados de tenesmo rectal;
  • de calor en la cabeza y en el recto.

B – MODALIDADES

EMPEORAMIENTO:

  • Después de tomar alimentos o bebidas;
  • Con las ostras fuera de época o con la cerveza;
  • Con el calor;
  • Por la vida sedentaria.

MEJORÍA:

  • Con el tiempo fresco
  • Con el frío local (hemorroides).

C – SIGNOS CONCOMITANTES

  • Cefalea frontal, a veces occipital, con sensación de pesadez, alternando con diarrea.
  • Incontinencia urinaria que acompaña las deposiciones o la emisión de gases.
  • Congestión prostática, pesadez perineal, estasis venoso de los miembros inferiores.
  • Lumbalgias que alternan con diarrea y/o hemorroides.
  • Indolencia psíquica e intelectual o irritabilidad que acompañan los trastornos digestivos.

Correspondencias etiológicas

El medicamento estará indicado en las circunstancias siguientes:

  • Exceso de medicamentos alopáticos prescritos para el aparato digestivo;
  • Después de intoxicaciones alimentarias.

Las personas pletóricas, aficionadas a los excesos alimentarios o a los excesos en la bebida y que mantienen una vida sedentaria, responden muy favorablemente a la acción de Aloe. Suelen tener un carácter más bien indolente, aunque fácilmente irritables.

También reseñamos, según la experiencia de uno de nosotros, la eficacia de este medicamento en los trastornos hemorroidales y del tránsito intestinal que aparecen después de irradiaciones terapéuticas de la región abdominal y pélvica.

Principales indicaciones clínicas y posología

  • Síndrome hemorroidal en las personas pletóricas y sedentarias, con inseguridad esfinteral.
  • Enterocolitis y disentería.
  • Congestión del sistema porta.
  • Inseguridad esfinteral.

Prescribir en 5 a 9 CH, según la similitud, cinco gránulos, cuatro veces al día en caso de crisis, o una vez al día en tratamiento de mantenimiento.